IMSI

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente selecciona

Consiste en la microinyección de un espermatozoide en el interior de un oocito mediante un micromanipulador acoplado a un microscopio invertido. Para ello primero se ha de haber decumulado (quitar las células del cúmulus) correctamente el oocito ya que sino podrían introducirse células del cúmulus (las que rodean el oocito dentro del folículo) y que esto produjera fallos de fecundación. A diferencia del ICSI en la que se escoge un espermatozoide al azar, la técnica del IMSI se realiza a gran número de aumentos por lo que permite seleccionar los espermatozoides según su morfología. Los espermatozoides que tengan una morfología normal son los que tienen más probabilidades de fecubdar y de que posteriormente el embrión se desarrolle correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *