Eyaculación retrógrada

Proceso en el que al eyacular el semen no es empujado fuera del cuerpo sino que entra en la vejiga.
Causas
En el glande del pene se abre un orificio (el meato uretral), que es donde desemboca el conducto de la uretra y por donde sale la orina y el semen. Gracias a un dispositivo que regula cada función, nunca se mezclan. Sin embargo, en distintas circunstancias o enfermedades, este dispositivo no funciona, es decir, no se cierra el cuello de la vejiga durante la eyaculación, y el semen se desvía a la vejiga en lugar de salir al exterior a través del pene.
Entre las causas de eyaculación retrógrada se hallan:
Diabetes
Cirugía previa de la próstata o la uretra
Algunos medicamentos
Síntomas
Escasa o nula expulsión de semen a través del pene durante la eyaculación
Orina turbia (orina mezclada con semen) tras el orgasmo
Infertilidad
Cabe decir que la presencia de semen dentro de la vejiga no comporta ningún problema pues el semen se mezcla con la orina y se expulsa del cuerpo a través de la micción normal.
El avance actual en técnicas de reproducción asistida permite tratar la infertilidad secundaria a la eyaculación retrógrada.
Diagnóstico
Ante la sospecha de eyaculación retrógrada, el médico solicitará un análisis de orina de una muestra obtenida al poco tiempo tras la eyaculación. Si se halla una gran cantidad de esperma en la muestra de orina se confirmará el diagnóstico.
Tratamiento
La eyaculación retrógrada debida a diabetes o a cirugía del tracto genitourinario puede tratarse con medicamentos. La causada por ciertos medicamentos se resuelve tras la retirada de los mismos.
En el caso de hombres diabéticos, un buen control del azúcar en sangre puede ayudar a prevenir la eyaculación retrógrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *