Criopreservación

Es el método donde se utilizan bajas temperaturas con el fin de preservar las estructuras intactas de las células vivas. Las células se criopreservan para evitar pérdidas por contaminación, para minimizar cambios genéticos en líneas continuas y evitar la transformación en líneas finitas.
Una criopreservación exitosa de células requiere seguir protocolos estandarizados y reproducibles, aunque cada protocolo puede requerir modificaciones según el tipo celular o línea a usar, para lograr la máxima viabilidad después del descongelamiento. Las células de mamíferos se congelan comúnmente con un crioprotector DMSO o glicerol, y se disminuye la temperatura a una velocidad de 1°C/ minuto para evitar los efectos perjudiciales de la formación de cristales de hielo del agua dentro de la célula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *